jueves, 11 de junio de 2009

INJUSTICIAS Y DENUNCIAS

ADVERTENCIA: ESTE ES UN POST LAAAAAAAAAAAAAAAAARGO.

Nos fuimos a vivir juntos muy jovenes. Teníamos 21 años cuando nos liamos la manta a la cabeza y nos metimos en una parcelita en donde hicimos una casita pequeñita pero que para empezar los dos solos nos valia y nos vastaba.
Trabajabamos los dos como burros. Pero estabamos felices y contentos.
No tomabamos precauciones y pensabamos que si nos venia un bebe sería bonito, era la efuria de la juventud, el no pensar las cosas, el estar enamorados y querernos hasta la locura.
Pero los años pasaron y los bebes no venian. Tampoco era algo que nos preocupase, tan solo pensabamos que a alguno de los dos nos pasaba algo y tenía claro que el problema era yo pues siempre he tenido problemas de sobrepeso, pero estabamos bien como estabamos.
Yo seguía con mi trabajo, contenta, aunque me hacían unos contratos basura que aunque llevaba mucho tiempo en la misma empresa no me permitian coger antigüedad. Se avecinaba la finalización de uno de esos tantos contratos y hablé con la empresa, quería tener como todo el mundo una seguridad en mi puesto y así se lo expuse. Ellos me contestaron que estaban contentos conmigo y que de vuelta de mis vacaciones me harían fija.
Mi alegria fue enorme, llevaba con mi chico viviendo ya 7 años y gracias a lo que habíamos trabajado teníamos un dinerito ahorrado. No era mucho, pero si lo suficiente para dar una entradita a un pisito que le echamos el ojo, muy centrico, no como la parcelita donde viviamos que era muy alejada de cualquier civilización.
Pensamos en poner en venta nuestra parcelita y así con lo que sacaramos terminaríamos de pagar nuestra nueva casa.
Dimos nuestros ahorros a nuestra nueva casa y la avalamos con la parcelita.
Llegó el verano y con él las vacaciones. Llevaba un par de meses encontrándome fatal, muchos calores, nauseas, mareos, la regla no me venia, pero era algo normal en mi, al tener sobrepeso me solia pasar, tenía muchos desajustes y pensé que era como una de tantas veces.
Pensé que estaría tan cansada de lo mucho que había trabajado esos últimos meses, tanto, que me había probocado que por primera vez en mi vida bajara de peso.
En las vacaciones me acerque al médico y cual fué mi sorpresa descubrí que estaba embarazada.
No me lo podía creer. Tantos años sin tomar precauciones y precisamente ahora. Mi bajada de peso tuvo mucho que ver, pues con ello mi cuerpo vovio a ovular bien.
Desde el mismo momento que me enteré que iva a ser madre supe que mi vida iva a cambiar mucho.
Cuando regresé al trabajo, no pude ocultar que estaba embarazada, mi trabajo requería que cogiera mucho peso y me dió miedo no decirlo, no ya por mi, si no por mi futuro hijo.
Automáticamente me despidieron, ya no estaban contentos conmigo y me echaron sin miramiento alguno.
Les supliqué que ya que me ivan a echar que por lo menos me tuvieran el tiempo necesario para conseguir poder tener paro y poder así tener algo mientras tenía a mi hijo puesto que embarazada sabía de sobra que no encontraría en ningún sitio.
No tuvieron compasión conmigo. Despues de tantos contratos basura que había aguantado, de trabajar como una burra, les dio igual, me echaron de allí como si tuviera la peste, cuando lo único que quería era ser madre.
Pasé un embarazo bastante chungo, con el tema de mi sobrepeso me tuvieron muy vigilada y prácticamente estuve en cama parte de el.
Sin un sueldo menos se nos hacía imposible seguir manteniendo las dos casas, porque aunque la parcelita era nuestra, la comunidad y los gastos siguen estando y las del piso también, y como vino todo el tema de la crisis ya nadie nos quiso comprar la parcela para pagar el piso como era nuestro pensamiento y al cabo de unos meses tuvimos que tomar la decisión de o pagar o comer y no nos quedo otra opción.
Cuando nació mi hijo fuimos muy felices. Mi hijo es lo más bonito que me ha pasado en la vida, lo mejor y todo lo que pasó lo doy por bien empleado, dando gracias a Dios de tenerle a mi lado.
Pero al no poder pagar, el banco nos embargó las dos cosas, la casa y la parcelita y nos aviso que en diciembre del año pasado saldrían las dos cosas a subasta por lo que tuvimos que coger nuestras cosas y encontrar un pisito pequeño de alquiler y ver como nos quitaban todo.
Finalmente no las subastaron y aún hoy no se ni cuando lo harán por lo que según pasa el tiempo mis deudas son mayores pues todo sigue puesto a mi nombre y encima estoy de alquiler, con lo que mis ahorros son cero.
Encima mi chico trabaja en una fábrica de ladrillos en donde vemos que en cualquier momento será el siguiente en coger la puerta, pues de 70 compañeros que tenía ahora solo quedan 8.
Le dan los peores horarios para ver si se va él, pero claro, estando las cosas como están pues hay que aguantar. Lo malo esque no le vemos el pelo, muy poquitas veces. Casi siempre tiene turno nocturno por lo que el día se lo pasa durmiendo.
Y yo aunque he intentado buscar trabajo, como están tan mal las cosas no sale nada, encima mi sobrepeso condicona mucho para que no me contraten, me han llegado hasta a decir en una zapateria que una persona con mi volumen no es acta para estar de cara al público.
Encima al tener a mi familia tan lejos me es imposible trabajar porque a ver a donde dejaría al niño.
Y todo vino por decidir ser madre. Por tener a mi hijo. Perdí mi trabajo, mi casa, todo. Por esta sociedad que aún hoy para muchos ser mujer es un cargo en el trabajo.
Pero me da igual, yo tengo a mi hijo que es lo más grande para mi, y mientras a mi hijo no le falte un techo y que comer yo soy feliz, porque mi niño es lo que me da vida y esperanza cada día de mi vida.


Estabamos sentadas en la piscina de arena del parque ayer por la tarde, cuando la mama de uno de los niños con los que mi hija juega cada vez que vamos, me contaba su historia.
Se nos hizo tardísimo hablando, pero esque ni me di cuenta.
Mientras me contaba las consecuencias que había tenido por ser madre me conmovi mucho porque esto nos puede pasar a cualquiera.
Es increible que en la época en que estamos sigamos las mujeres teniendo problemas de estos en nuestra vida laboral. Yo recuerdo cuando empece a buscar trabajo en una entrevista me llegaron a decir que sinceramente no querían mujeres porque las mujeres teníamos hijos y eso significaba bajas y no les interesaba.
Es super injusto que te condicionen por tu sexo, como más tiene que ser que te condicionen por tu estado físico, como le pasa a esta amiga.
Como es injusto que todavía haya empresas en donde contraten a sus empleados con contratos basura y que nadie haga algo.
Y pienso... ¿Dónde estan los de comisiones en estos temas? En temas injustos de discriminaciones tan claras como estas?
También puedo afirmar que aunque hay mucha gentuza explotadora por el mundo, no todas las empresas gracias a Dios son así. Yo he estado en sitios malos pero también donde me han tratado como a una reina, y en la empresa donde estoy ahora se trata a la gente, como hay que hacerlo, con respeto, con sus contratos en condiciones y con todo lo que a cada uno les corresponde, ni más ni menos. A cada uno lo suyo.
Por eso tambíen me indigna ver a trabajadores que escaldados de otros sitios llegan a la defensiva y con la palabra comisiones o derechos amenazando a cada segundo.
Tan malo es tener miedo a un jefe o incertidumbre en tu vida laboral por cualquier tema personal, como que sea tu jefe el que te tema porque no paras de escupirle en la cara tus derechos.
Lo que todos deberíamos denunciar son discriminaciones como las de esta chica o como muchos otros que hay hoy en día, pero todos respetándonos, tanto jefes como trabajadores, siendo justos y tolerantes por ambas partes.
Porque si yo tuviera una barita mágica esto es una de las primeras cosas que arreglaria, porque en el trabajo pasamos muchas horas todos y que no hay nada mejor que un jefe y un trabajador estén mutuamente contentos.

Otra gran injusticia es el tema del banco. Jamás entenderé que si tu te compras una cosa y por lo que sea no puedes pagar te quiten dicha cosa y encima con la que tienes avalada. En el caso de esta chica me parece de carroñero que teniendo su parcelita pagada se la quiten junto con el piso que no puede pagar. Bueno pues quitale el piso que por lo que está tasado y con lo que ellos ya han pagado en la subasta vas a sacar más de lo que te deben por él, pero... que le quiten tan bien lo otro... es injustisimo.
Cuantas familias, en los tiempos que corren, no estarán perdiendo sus casas y las de sus padres que son los que les habrán avalado.
¿No tenemos todos derecho a una vivienda digna? ¿Porqué el gobierno consiente que los bancos jueguen con las viviendas dignas de toda una familia?
Que no tengo la suerte de que el Señor Zapatero lea estas líneas, pero si lo hiciera, en vez de dar tanto dinero a los bancos para poder afrontar la crisis, no sería mejor que ayudara con estos temas? , a que no se pongan tantas condiciones para que los jovenes tengan su casa, a que los bancos no nos cobren hasta por respirar, porque el mio me cobra hasta el correo que me manda a casa.
Y yo que me presente en el banco to farruca y bien clarito que se lo dije, que para mandarme los 4 recibos domiciliados que tenía no hacía falta que me mandaran 8 cartas al mes, y todo porque meten ellos su publicidad. Me dijo el chico que esque eso era así y que el correo le tenía que pagar, vamos a ver si me entiendes rico, que yo pago mi correo, asi es, pero pago eso, MI CORREO, NO TU PUBLICIDAD, que cuando pagueis el correo vosotros entonces me metes toda la que quieras, pero mientras tanto no señor.
Al final lo único que logre fue que me diera una clave para que viera mis recibos por internet y así no me mandaran más correo a casa, por lo que tampoco publicidad, porque según el buen hombre, no podía evitar que me metieran la publicidad en las cartas. Y me ha tongado porque ahora cuando intento imprimir cualquier recibo me sale todo borroso.

En fin, que con todo lo que he rajado hoy no voy a cambiar nada... pero... QUE AGUSTITO ME HE QUEDADO.

11 comentarios:

Prosapia dijo...

no sabes cómo te entiendo, y eso que todavia no estoy emancipada
yo solía trabajar los veranos y el año pasado sólo trabajé 2 semanas en junio (tonta de mi, pensando que me duraria hasta septiembre al menos) y me echaron, y despues 2 semanas de julio... ya está, y eso que ese dinero me lo guardo para el futuro, pero siempre van saliendo gastos hasta debajo de las piedras y ahora estoy que tiemblo porque sé que no encontraré nada para el verano, NADA, lo veo todo muy negro, y eso que le prometí a mi padre que antes de los 30 estaba fuera de casa jajaja
un besito guapa!

Nanuck dijo...

No sé si seguir tus argumentos o que porque ya estoy negra!! aaaarrrgggg

Un besico

Patry dijo...

jolines, vaya historia tia!!! kreia k era tuya pero decia ella no tiene sobrepeso!!! si k hay mucha injusticia con las mujeres,no es el 1º caso k eskuxo o leo de que te echen del trabajo por estar embarazada.en fin...mejor no opino pork me enciendooo

Belén dijo...

NO cambias nada, pero al menos te das cuenta de cómo va todo :)

Y eso, no tiene precio que lo pague ZP...

Besicos

Carnmars dijo...

Pues si q e una injusticia pero desafortunadamente como esta hay otras muchas mujeres q las sufren (por example mi amiga C) en fin debería estar castigado duramente!!!

Bueno guapi pasa un Feliz finde!!!

Besicos Nais guapi.

Candy dijo...

Siempre nos ha supuesto un riesgo quedarnos embarazadas, en muchos sitios te suelen despedir porque ya no les sales rentable, porque te coges la baja y tienen que pagar a otra persona para que ocupe tu puesto, porque al tener un niño faltarás más al trabajo, es muy injusto, seguro que si les pasa a sus mujeres lo verían fatal, pero claro, luego ellos en su empresa sólo piensan en la pasta y en sacar beneficios.

Besos, que pases un buen finde.

Iris dijo...

Si chica si, se supone que todos tenemos derecho a tener una vivienda en condiciones , un trabajo digno bla bla bla porque a la hora de la verdad mierda y perdona por la expresion pero es que es la realidad.

Es horrible porque pienso en todas esas familias que se han sacrificado durante años para pagar una hipoteca y ahora les quiten sus casas porque a fin de cuentas tener no tienes nada.Desde que no puedes pagar te lo quitan ¿ pero quien les compensa todos esos años de sacrificio pagandola?

Nada, basura, se quedan sin nada y encima tmpoco puedes hacer nada.Es muy triste el tema mujer en el trabajo de hecho es muy normal encontrarse con situaciones asi.A mi en una entrevista de trabajo de la cual ni me llamaron y mejor gracias.Me preguntaron si tenia pareja, si tenia hijos o si pensaba tenerlos.
Como en ese entonces no tenia ni pareja me dijeron en mi cara que mejor porque una mujer con hijos o que quieran tenerlos es un gasto para la empresa, yo me quede en 33.

Donde quedan nuestros derechos? el derecho de ser una mujer independiente, madre y trabajadora.
Me parece increible vamos y mas que muchas mujeres deban atrasar el ser madres o incluso plantearselo mucho por el trabajo, porque saben que las pueden echar, incluso mujeres que lo ocultan por miedo al despido.En fin es tan deprimente que esto sea asi en los tiempos que estasmos.

Besitos guapa muaksss

Amapola dijo...

yo estuve hace años en una de esas empresas donde nunca te hacen fijo y asi te pueden echar cuando quieren. de repente me salio otro trabajo y no sabia q hacer, pero mi padre me abrio los ojos diciendome q ellos me estaban tratando mal con esos contratos (Y a veces sin contrato!) asi q q les diesen, por q sino ellos serian los q me joderian a mi. eso es asi. yo tengo claro q no voy a heredar ninguna empresa donde curre, asi q en esos casos hay q mirar por uno mismo
espero q a tu amiga le vaya yendo mejor y q todos aprendamos algo de esta historia: hay q ser egoista!

besos!!

Tam dijo...

He leido toda la historia igual de conmovida como estarías tú mientras te la contaban. Hay tantos dramas personales por la crisis, por el paro, por el puto dinero que no llega a fin de mes. Tantas injusticias por ser mujer, porque no sólo tienes que renunciar a la maternidad por un trabajo, encima también tienes que estar buenísima. Buenísima y disponible, y aún así, te pagan menos que a un tío, te valoran menos que a un tío, y si te sale un jefe cerdo va y te intenta meter mano.

Las cosas están fatal, que te quiten tu piso, las cosas que has comprado con ilusión, que te quiten lo básico es terrible. Todos tendríamos que tener derecho a lo justo, una oportunidad, pero así está el tema.. ojalá cambie.

En cuanto al banco, yo también tengo marcada la opción de "no correspondencia" y lo veo por internet. Lo que me interesa me lo imprimo en pdf, hay programas (Acrobat creo que se llama) que hacen que se impriman bastante bien. Pero claro, que no te pase como a Ale, que por llevar impreso el recibo del pago del seguro del coche por internet (en lugar del documento que envian por correo) el señor guardia civil le multó, porque no sabía ni qué era eso de imprimirse recibos por internet. Asi que cuidadín..

Entiendo tu indignación, soy totalmente solidaria contigo Nais, y por lo que siempre te leo tú eres solidaria con toda la gente que lo pasa mal. O lo que es lo mismo, eres buenísima persona.

besos

Patry dijo...

Tia...es que es tan injusto el tema de los embarazos/trabajo...Puffff que asco y pensar que estamos en un país desarrollado.
Pobre mujer.
Un besote.

LauraConChocolate dijo...

Muchas gracias por compartir esta historia con nosotros, a mí me has emocionado.

Me sabe fatal que hayas pasado momentos malos y encima por culpa de gilipollas sin sentimientos. Todavía no entiendo cómo se nos impulsa a las mujeres a aumentar la natalidad si luego no podemos compaginar ser madres con la vida laboral.

En fin... no sé si con el tiempo esto cambiará, pero me da a mí que no.

¡Un beso!

Datos personales