lunes, 11 de febrero de 2008

DEDICADO A LAS DOS PERSONAS QUE ME ENAMORAN DÍA A DÍA

9 - Febrero - 2002


Era un día soleado. Alli estaba yo esperando a que llegara él en la estación de autobuses. Estaba muy nerviosa y más me ponía el estar mirando a mi alrededor sin saber quién era él.

Después de meses y meses hablando por internet y por teléfono dabamos el paso para conocernos y decidi ponerme en un sitio donde podía controlar a todo el mundo que llegaba y así verle. Le llame, le indique que subiera unas escaleras y cuando le vi aparecer el corazón me dio un vuelco. Tenía unos ojos preciosos, delgadito, alto, moreno, con una sonrisa preciosa, ..., un amor. Desde ese abrazo que nos dimos en aquel momento el tiempo se paro y pasamos el día juntos hablando, riendo, haciendonos ojitos. Y ya no he podido pasar ni un solo día sin oirle, sin sentirle, sin quererle.

Tres años los pasamos los fin de semanas juntos, puentes, vacaciones. Nos compramos nuestra casita y hará unos 3 años comenzamos a vivir juntos. Tenemos un hogar al que yo le califico de tranquilo y bonito. En mi casa no se oye nunca una palabra más alta que la otra. Él es muy pacífico y no recuerdo el haberle visto enfadado nunca. Y yo que si que puedo tener algún pronto él ha sabido quitarmelo pues ya se sabe que todo se pega, a mi se me ha pegado su tranquilidad, su paz. Tenemos nuestras cosas, como toda pareja, pero somos felices y más cuando el 9 de febrero de 2007 nació nuestra hija coincidiendo con que hacía 5 años que nos habíamos conocido.



9 - Febrero - 2007


17:00 horas.


Llevaba ingresada desde las 13:00 del día anterior al ir a mi primera revisión de monitores y decidir mi tocologa que debían probocarmelo por tener poco líquido amniótico. Se suponía que salía de cuentas el día 14 de febrero y yo me encontraba fenomenal, me pillo de sorpresa y al probocarmelo me tire muchas horas dilatando. Mi chico y yo estabamos estenuados después de pasar toda la noche sin dormir y llevar todo el día allí metidos. Parecía que aquello nunca iva a acabar. Yo le decía una y otra vez que no tendríamos más a no ser que inventaran algo para que lo tuviera él. Me pusieron la epidural y fué todo muy llevadero. Llevaba tanta horas alli que una matrona me miro y me dijo que iva a buscar al médico para que me viera y preparar para hacerme cesarea. Yo ya quería que aquello terminara, no podía más. Y mientras nos quedamos solos alli me entraron ganas de empujar. Y empuje y llego un matrón chico y al verme empujar me miro y me dijo que ya se le veía la cabecita.

-¿Cómo es? ¿tiene pelito?
-Es como yo- me dijo el chico tocandose su calva.- Ahora vengo, tu sigue.
-¿Ahora nos vais a dejar solos cuando ya va a llegar?
-No pasa nada, lo máximo que te puede pasar es que salga el bebe.
Tocate los pies pense yo.

Nos dejo solos para ir a por la matrona que me estaba llevando y yo empuje una vez más y a mi chico se le pusieron los ojos como platos y cojio la pera desesperado y cuando entraron 2 matronas y me miraron me bajaron corriendo a paritorio, casi la tenemos los dos solos, en aquella habitación de dilatación.

Me pasaron a aquel potro donde te ponen las piernas mirando una para cuenca y otra para sevilla y cerre los ojos.

-Niña, niña empuja cuando sientas la contracción.

Sentí como me venía una contracción todo ello sin dolor gracias a la bendita epidural y aprete. Aprete como nunca me he esforzado en mi vida. Mi chico llego en ese momento poniendose todavía el gorrito verde y la bata y se puso a mi lado derecho sujetandome la cabeza.

-Mujer abre los ojos que ya viene tu niña.

Y veo sangre y me muero- pense yo.

-OHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!- Oi decir a mi chico. Y sentí como si me tiraran un jarro de agua en la tripa.

Lo primero que pense fue, este no ha aguantado el espectaculo de ver como sale y me ha vomitado encima.

Pero senti que algo se movia en mi tripa y me lleve la mano y lo primero que toque fue su piececito. Era mi hija. Empezo a llorar. Después de tantos meses esperandola, despues de aquel día y medio por fin estaba allí y la emoción que me embargo fué tal que me puse a llorar diciendo que era preciosa. Se la llevaron corriendo, solo la había tocado un pie y mi chico no sabía si irse con ella o quedarse conmigo.

-Ve con ella a ver que la hacen.

Se fue corriendo, al lado había unas bañeras donde la lavaron y la pusieron un body y un gorrito arrullandola con una mantita del hospital.

Mientras terminaban conmigo empeze a oir a una mujer gritar como si la mataran.

-¿Porqué grita esa mujer?
-Acaba de llegar y no la ha dado tiempo a ponerse la epidural.

Los gritos que pegaba se me quedaron grabados, pues nunca antes había oido a nadie gritar como lo hacía ella.

A mi chico le dieron unos papeles para que fuera a admisiones como para que constara que había nacido la niña y estaba en el hospital y salió. Vino a decirme que tenía que irse y me dió un besazo y me dijo un TE QUIERO que me hizo nuevamente llorar.
Fuera estaban mis padres, mi hermano, mis tias, primas y cuando él salió todo emocionado todos se acercaron a él y lo único que pudo hacer es acercarse a mi madre y abrazandola se echo a llorar. -Ya esta aqui- fue lo único que logro decirla entre sollozos. Y mis tias y primas se abrazaron a mi madre y a él e hicieron una piña llorando a moco tendido. (Todo esto me lo contaron luego todo emocionados, me hubiera encantado verlo).

Y trajeron a mi niña y la pusieron en una especie de cunita con una lucecita y yo la miraba y me sorprendí de ver como tenía sus ojitos abiertos como platos. Ya no lloraba y miraba para todos los lados y movía los bracitos. Era guapísima. Era mi niña. Y mirandola terminaron conmigo y me pasaron a una cama y ya me la dieron pero la taparon con la sabana y no la podía ver. Luego ya la vi, cuando me preguntaron si la iva a dar el pecho y dije que si. Ella solita se me engancho. Es alucinante el instinto con el que nacemos.

Hoy recuerdo el día que nació mi niña porque hizo el sabado un añito.

Estos dos 9 de febrero que he contado han sido unos días muy señalados para mi y jamás podre olvidarlos, han sido muy felices, emotivos y preciosos, pero no digo que son los días más felices de mi vida porque para mi el estar con ellos dos, mi chico y mi hija, hacen que mi día a día sean lo más bonito del mundo, entonces para mi todos los días son los más felices de mi vida desde que ellos están conmigo.

22 comentarios:

florci dijo...

que post mas bonito! que haya mucha salud y felicidad, y que sigas viendo crecer a tu peque con la misma ilusión cada dia.
Un besazo!

Belén dijo...

Que bonito Nais, muy bonito en serio!

:))))

besicos

Moon dijo...

Ufff...me has hecho llorar...hoy tengo dia sensiblon, xo muchas gracias, xq que alguien consiga sacarme esa emocion, dice mucho. Disfrutalo, y sigue escribiendo así.Felicidades!!

Marisabidilla dijo...

jajajaja a mí me ha pasado como a Moon, qué bonito Nais, y qué ganas tengo de pasar por esa situación, leñe.

Miss Ketchup dijo...

Nena, qué bonito!

Espero que esa sensación te dure para siempre y que seas muy feliz, jo, que sensible estoy hoy, ains!

Besitos!!

Pablete dijo...

Hola cielo, muy bonito tu post...me ha gustado y me ha hecho recordar cuando nació mi hijo.

En esa época (mi hijo va a cumplir 31 años en julio) a los padres no nos dejaban entrar en el paritorio. Cuando fuimos al hospital, la miró una comadrona y como la cosa iba para rato (apenas había dilatado) me mandaron a casa. Estuve llamando por teléfono a cada hora y a las 11:30 de la mañan, me pasaron directamente con el paritorio y pude hablar con mi mujer....."Es un niño, y tiene todos los deditos" (Ella estaba obsesionada con los deditos, no sé por que) Por teléfono oia llorar al crio, colgué y salí pitando al hospital.....

ES LO MAS GRANDE QUE ME HA OCURRIDO EN MI VIDA

He disfrutado mucho de mi hijo, que gracias a Dios ha sido un niño fuerte y sano, quitando las enfermedades normales de los crios.....además es un chico majete, trabajador, amigo de sus amigos, que ha tenido que madurar muy prematuramente por la enfermedad de su madre....Estoy muy orgulloso de él.

Te deseo de veras, que tu niña se críe sana y fuerte. Seguro que te dará muchas satisfacciones, aunque a veces se vuelven (sobre todo los chicos) un poco cabroncetes.

Un beso muy fuerte para ti y otro mas suave (jijiji) para tu niña...

Pau Gaultier dijo...

Joer Nais, que me has emocionado de verdad... uffff, que bonito...
Debe ser un momento precioso... dicen que tanto como para borrar de inmediato los dolores de un parto...
Yo aún no lo se, pero leyendo tu post me ha entrado el gusanillo... :-)

Un besazo a tu niña y que siga igual de preciosa... y vosotros dos, pues nada que os dure esa felicidad eternamente... y como diría un cura... "por los siglos de los siglos... AMEN" jajajajaj

Un besazo guapi!!!!
Muuuak!

BACCI dijo...

oohhhhhhhh por muchos 9 de febrero más wapa!!! , me encantan estas historias!!

Claudia Newman dijo...

Nena, me has emocionado!!!

Mira que yo no soy llorica, pero ultimamente ando de un sensiblón...

Que bonito, yo últimamente me sorprendo sonriendo a los niños pequeños... y con mi sobrina (ella cumplió el año el día 7, dos días antes que tu niña) me deshago. Me encanta como me sonríe.

Por cierto, ¿como se llama tu niña?

Besos y disfruta de muchos días 9 de febrero.

Dashina dijo...

Ay madre que toy sensible y casi me sale la lagrimita. Preciosa, espero que esa felicidad te siga llenando la vida para siempre.

Besotes

aunqueyonoescriba dijo...

que tierno!!! se nota cuanto les amas... ainsssss. Me parece una maravillosa coincidencia lo de la fecha...

Betty Boop dijo...

Jo tia, que me has hecho llorar y todo, a mi es que estas cosas me emocionan mucho, me alegro de toda la felicidad que os ha traido la niña. Por eso dale un beso fuerte fuerte de mi parte y cantale el cumpleaños feliz aunque sea con un poquito de retraso.

kyra dijo...

ayyyy!!! que bonito...cuanto sentimiento y cuantas emociones en aquellos momentos verdad??
Que post más bonito nais!!
Besitos.

Nur dijo...

Joooo Nais cuánta dulzura desprenden tus palabras. Supongo que tener un hijo junto la persona que amas es lo más grande de la vida, saber que vas formando tu propia familia...Yo es que hoy un poco sensible (y veo que como yo muchos,jeje), por el cumple de mi agüe, pero creo que la familia es lo más grande del mundo.
Disfrútala mucho mi niña, que el tiempo pasa muy rápido.
Un besote muy fuerte.
Nur.
P.D.Si deseas escribir sobre tu abuela, hazlo, seguro que la encantará, allá donde esté.

Glory dijo...

JO, que bonito... tengo el vello de punta... me emociona la parte en que tocaste por primera vez a tu niña... debio de ser increible, sin palabras...

besos wapa

Patry dijo...

Oisss que bonito Nais!!Y que coincidencia lo de la fecha!!!

Tu peque ya tiene un añito que monada!!!

Un besito!!

Zafferano dijo...

Qué bonitas historias, son tan entrañables que me quedo con las dos. Además tu forma de enlazarlas me ha parecido fantástica. Enhorabuena por tanta felicidad!

Un beso muy grande

Cruela dijo...

Hay fechas que se repiten en la vida de una... a mi me pasa con el 28 de abril...
Un post precioso para unas historias de amor preciosas....
Es bueno saber reconocer la felicidad , hay gente que no son capaces de ver la ... tu sí es un privilegio
Besos

LauraConChocolate dijo...

Tienes dos historias preciosas que celebrar cada 9 de febrero, y recordar cualquier otro día. ¡Me has emocionado!

Enhorabuena, ¡y besitos!

Tam dijo...

A mí también me has emocionado, mucho más de lo que te imaginas eso seguro.

Enhorabuena por tu vida, Nais, porque es de envidia de la sana de la buena.

Besos, no me pierdo por nada visitar tu blog.

Claudia Newman dijo...

Niña, antes te dejé un coment y no ha salido. Pásate por mi casa a recoger un regalo.

Besos

Sally dijo...

Hola Nais,

vaya coincidencia los dos días más importantes de tu vida son el 9 de febrero.

Disfruta toda esa felicidad, guapa.

Besotes

Datos personales