martes, 8 de septiembre de 2009

GRITONA

Siempre he pensado que las cosas se solucionan antes hablándolas tranquilamente y con buenos argumentos a gritarse y decir las cosas a voces.

M es la persona más pacífica del universo, jamás le he visto dar una voz más alta que la otra y muchas veces le tengo que sacar las palabras con sacacorchos. Al tío le cuesta y cuando lo hace, lo hace relajado y sin agobios.

Yo soy una persona a la que para bien o para mal se me pega mucho el habla de la gente y de M se me pegó el tono de voz, por lo que en nuestra casa siempre a reinado las buenas palabras y las conversaciones en tonos tranquilos.

Por eso cuando oía a mi vecina del tercero las voces que les metía a los niños cada vez que hacían algo me parecía una barbaridad y pensaba que seguro ganaría más sin tantos gritos.
Alguna vez me lo ha comentado mi vecina:

-Nais, ¿me oíste ayer por la tarde las voces que di?
-Pues un poco, ¿qué te pasaba?
-Que vino el chico con los amigos y no se les ocurrió otra cosa que meter las bicis en el descansillo del portal y mira que se lo tengo prohibido, pues cuando me dijeron que las tenían abajo y bajé y vi que habían rozado toda la pared, pero toda, toda me tuviste que oír tu y en la china porque luego me tocó bajarme al portal con un cubo y el trapo para limpiarlo. Y es que no tiene cabeza este muchacho, no la tiene.
-Mujer, no seas tan duro con él, todos hemos hecho cosas así, sin darnos cuenta.
-Ya, pero vengo de trabajar cansada y que luego me toque por su culpa bajarme a limpiar al portal ya es lo que me faltaba.

Son unos buenos vecinos, nos llevamos muy bien y tienen unos hijos adorables. Tengo suerte de tenerlos cerca, pero siempre me a parecido que se sulfuraba muy rápido.

Cuando lo ves desde fuera la educación de un niño o simplemente todavía no tienes hijos y te imaginas cuando te toque a ti como lo harás, siempre piensas que tu y tu pareja seréis comprensibles, buenos y siempre pase lo que pase lo revolverías todo con una sonrisa de oreja a oreja.

O por lo menos así lo veía yo.

Hasta hace bien poco.

He descubierto que me he vuelto una gritona. Que mi volumen de voz sube sin yo quererlo y que fijo es ahora mi vecina del tercero la que me tiene que oir a mi.

Y es que la paciencia es infinita con un hijo, pero hay veces en donde se acaba y parece que lo que les dices no tiene efecto si no va subido de tono y con el ceño fruncido.

Yo empezaba to guay con el venga princesa no tires eso, hazme caso, come rica, no corras, etc, etc, pero mi hija crece y va teniendo picardía y cuando hace poco me soltó el:

-Ponte ahora mismo los zapatos que no se puede ir descalza.
-YA VOYYYYYYYYYY SU MAJESTAD.

¿Su majestad?, con dos años y medio me dice SU MAJESTAD?

Tuve que volver la cabeza para no reírme delante de ella.

Y sigues insistiendo:

-¿Tu no ves que mama y papa llevan siempre los zapatos puestos?
-No quero.

Y sigue a lo suyo, osease convirtiendo el salón en un caos después de haberle dejado impoluto.

-Venga princesa que te ayuda mama y te los pones.
-No quero. - Y sale corriendo.

Hasta que te hartas de correr detrás de ella por toda la casa y la tienes que dar una voz para que se ponga los zapatos.

Pues así todos los días, vocinazo para que coma, para que deje de llorar por cualquier rabieta absurda, para que se vista porque llegas tarde a trabajar, para que recoja, para que no coja lo que no deba, para que no pegue cuando le viene en gana, ... en definitiva, subes el tono de voz en todo y es un vicio porque como ves que funciona pues inconscientemente subes el volumen.

Y no lo había apreciado hasta que el otro día estando ella en el salón y yo en la cocina caí en la cuenta que llevaba un rato muy callada y asome la cabeza a ver que se traía entre manos y descubrí con horror que había encontrado un paquete de galletas de chocolate y estaba dando buena cuenta de ellas pringandolas en los sofás, mesas, sillas, tele, cortinas y paredes.

La madre que la compró que agusto se quedó.

Ahora, pienso que no se la volverá a ocurrí hacerlo porque la peta que la eché fue fina.

Y estando yo en el salón gritandola que eso no se hacía, que mira como lo había puesto todo y patatín y patatán me di cuenta que distaba mucho de la imagen idílica que tenía de resolver todo con una sonrisa.

No existe y está en nuestra imaginación. Con un hijo el volumen va en aumento progresivamente.

O por lo menos es lo que a mi me está pasando.

Y es que es difícil educar a un niño, es difícil regañarle y hacerle comprender como se hacen las cosas o es que soy todavía una novata que está aprendiendo y que si alguna vez tengo un segundo será más diferente.

En fin, que se le va a hacer, intentaré cocinar para cenar hoy una buena sopa de paciencia porque al que más asustadito le tengo es a M porque claro después de regañarla a ella siempre termino con un:

-¿Y porque la has dejado?

Y pobre de él si me rechista cuando estoy en plena peta.

Jajajajajaajaja.

Pero que todo es un bla, bla, bla y ya se lo saben que al segundo se me pasa y volvemos a ser la familia tranquila y sonriente de siempre.



PD. Patry y Kyra han privatizado sus casas. Amigas invitarmeeeeeeeeeeeee.

26 comentarios:

YoMisma dijo...

Una entrada muy divertida, es lo que hay de niños somos especialistas en sacar de sus casillas a los adultos.

Ya veremos cuando yo me reproduzca.

Muchas suerte y saludines,
YoMisma

OVEJANEGRA dijo...

lo malo es que cuando se hacen mayores tienes unos remordimientooosss, porque todo el tiempo te recuerdan las cosas malas que a ellos les parecía que hacías y si cuando son peques lo pasas mal, luego cuando te lo recuerdan peor, porque claro, ya no recuerdas lo que en aquel momento viviste...

Ellyllon dijo...

Mario me dice que cuando nazca bichic@ que él nunca le va a regañar y que va a ser muy comprensivo.
Y a mí me tienes a mí diciendo que no es justo y que no quiero ser el poli malo siempre.

La educación de los hijos es algo muy laborioso y costoso. Y aún así, unas veces acertarás y otras no.
Pero incluso cuando te haces mayor, sabes que tus padres siempre han querido lo mejor para tí.

Un besazo madraza!
Elly

B* dijo...

Yo creo que es completamente normal!! Si es que los niños son así, que lo hacen todo sin querer y nos sacan de nuestras casillas! Yo también me vuelvo a veces gritona, y eso que no tengo niños, sólo sobrinos!
Besos guapa!

Nekki, escritora dijo...

Sé que no es lo mismo, pero me ha tocado cuidar a mis sobrina en algunas ocasiones y es inevitable tener que tomar ese tono amenazador para que te hagan caso que si no... osea lo ideal es no llegar a eso, pero a veces colman demasiado la paciencia...

Saludos!

Prosapia dijo...

a mí me pasó algo semejante cuando trabajé con niños, pensé que nunca gritaria y bla bla bla y al final casi acabé afónica del poco caso que me hacian jajajaja por eso no tendré hijos ;)
besitos!!

DINA dijo...

Nais guapetona !!!!! Seguro que debe ser dificilisimo criar a una niña... yo siempre digo que a las mamis os tengo el mayor respeto y admiración...

Animos y paciencia, piensa que a los 13 años y con el pavo en pleno auge será peor !!

Besos cielo

Patry dijo...

jajajaja nena yo tb soi muy gritona pero desde siempre eh.Asi que cada vez que Alba hace algo pum grito al canto.no lo puedo remediar y soi asi.Luego me arrepiento pork ella tb esta empezando a gritar, claro es lo q ve!!! Dime tu mail loca y te invito, aunke kreo k voi a ponerlo publico de nuevo no lo sé!!! muahhh

Belén dijo...

Qué poder tienen los niños de hacernos gritar, verdad?

No te puedo dar ningún consejo,no sé nada de maternidades, sorry!

Besicos

Carnmars dijo...

Yo tengo un tono de voz medio-alto de naturaleza, así q imagino q cuando me irrito lo elevo, pero eso si muy poquito, pq de momento nadie me ha dicho q lo baje ni se ha ido corriendo del susto jajaja!!!

Nais aunq eleves la voz estas enseñando a tu hija con mucho amor, es normal...la paciencia tiene limites y los niños la sobrepasan mucho jajaja!!!

Besicos guapa.

Cruela dijo...

Uffff no veas lo que puedo gritarla a mi E cuando me saca de mis casillas pero lo peor es que a su 13 empieza a contestarme chillando también y a veces creo que los vecinos deben de pensar que somos dos desquiciadas, mi C prudente se larga por no escucharnos, lo bueno es que a los 5 minutos es que nos hemos agotado ambas y seguimos como si no hubiese nada. Paciencia infinita sí pero cuando se agota....
Besos

maba dijo...

eso lo digo yo siempre "los toros desde la barrera, se ven muy bien..cuando nos toca saltar al ruedo.."

y, sí, yo también pego gritos.... y sí habrá mil maneras (teóricas) de hacerlo bien pero..es que se pierden los nervios..es inevitable

besos

aunqueyonoescriba dijo...

No se que decirte... yo ya levanto la voz cuando doy clase... ¿como seré de madre?

Besos!

*Laura* dijo...

Ains mi Naisita que apunta maneras, jajajajajaja, ha salido igual que yo, me encantan las zapatillas de andar por casa, tengo miles de pares, peeeeero no sé para que porque no me las pongo, me encanta andar descalza o como mucho con calcetines, siempre que em voy a la cama me tengo que lavar los pies, jajaja, soy un caso.

Mi niña vendo del dentista, dos extraccioens una con cirujia, toy malitaaaaaaaaaaaa, por cierto si peudes ver antena tres esta tarde creo que voy a salir, jur jur, de aqui a la portada del hola nena.

Candy dijo...

Es inevitable que les tengas que levantar la voz de vez en cuando, las buenas palabras a ciertas edades no sirven porque aún no tienen mucho nivel de comprensión, te lo digo yo que mi chico aún usa las buenas palabras sólo y el niño no hace ni caso.

Besos.

Jessika dijo...

Jajaja como te comprendo... mi hija acaba de cumplir un año y me encanta cuando tira el pescado de la boca al suelo, cuando coge el bibe del agua y se lo restriega por todo el cuerpo,
cuando mete los animalitos en el pure... uffff los gritos se oyen en el infinito y mas allaaaaaaaaa jejeje, luego me rio porque la cria me mira con cara de "jope si esto esta chulo"... su padre me dice que no le grite y yo me pongo roja e histerica... pero luego la achucho y se me pasa... la paciencia no es infinita pero a un asi intento comprender que es un bebe.
Besos.

Elena dijo...

Yo creo que aunque tengas otro o otros 10 nunca aprendes, siempre se comente errores, me parece que es lo más difícil del mundo, educar a un hijo; pero un ingrediente de los más importantes es el amor y por lo que siempre has escrito, de eso a ti te sobra
Paciencia, paciencia y paciencia, no te queda otra
A día de hoy yo me parto con mi hermana recordando las voces que nos pegaba mi madre, y es que encima tenía "muletillas" para darnos voces, jajajaa

Pablete dijo...

Un grito de vez en cuando e incluso un azote en el culo nunca nos ha hecho daño.
Todos los niños prueban y prueban y prueban hasta donde puden llegar antes de que se le llame la atención. Es normal.
Está en nosotros, mostarles los límites....

De momento vas bien, guapa.... jijiji

Un besote en los mofletes....

Claudia Newman dijo...

Uffff, si vieses los gritos que mete mi madre... y eso que ya somos grandes, imagínate cuando éramos unos críos...

Besos guapa

*Laura* dijo...

Gritona miaaaaaaaaaa, felicidades!!!!!!, tienes un regalito en mi blog, espero que te guste, muack.

Carnmars dijo...

Saaaaaaaaaaaaaaan viernes!!!(aunq tu estes disfrutando de tus fiestas)...pásalo genial guapi!!!!

Besicos.

Anónimo dijo...

Hola soy nueva...en dos dias me le he leido todos tus post.....me gusta mucho tu blog.bss desde suiza

Carnmars dijo...

Neniiiii has vuelto ya???

Besicos.

*Laura* dijo...

No me digas que es en Octubre, ainssssss que metedura de pata, jajajajajaja, que desastre soy, bueno el mes que viene te pongo la tarta otra vez, jajajajaja.

si hija si, yo los hago 4 dias después que tu, el 15 librianas las dos que somos, por eso nos llevamos bien supongo no??.

Ains tia que mal, que he metido la pata, jo.

Ellyllon dijo...

Dulce Naïs... y si es niño con picha pequeña?????
jajajaajajajajaajajajaja

Hasta el 1 de octubre no tengo la eco de la S.S.
No sé si iré antes a mi amiga otra vez lo que pasa es que no me gusta abusar porque no me cobra nada y la consulta privada está muchos jauris.

¿Qué tal han estado tus fiestas?

Aquí amenaza lluvia y ayer llovió... esta morenica... jajajaja

Besazos
Elly

florci dijo...

yo tambien pienso que de imagen idilica nada, que al final acabaremos todas gritando como locas para evitar problemas en casa con los críos, ayer mismo, mi vecina de abajo, que es pura paciencia, que he visto como el niño le tiraba arena del cubo en el parque en toda la cara sin inmutarse se quitaba la arena del jersey diciendo tranquilamente 'jesus, no hagas esto a mamá' ayer gritaba como una histérica porque le había tirado uno por uno todos los tarros de la nevera al suelo, para colmo debían ser de cristal porque sonaba a cristales y la pobre ya perdió la paciencia, le dijo que eso no se hacía, tal tal a grito pelao y ahora el niño va mas tieso que un garrote, igual si funciona acabamos perfeccionando el metodo y nos convertidos en cantantes 'do mayor' jajajajaaja que gracia, como se van al cuerno todos los planteamientos que tenemos, luego, en el caso, cuando estamos metidas en el ajo hay que recurrir al grito de toda la vida! jajajaj
besis!

Datos personales